Reflexión a la Indiferencia

A veces en el tumulto solo estoy
en mi presencia ninguno se da cuenta,
como sombra nada más yo soy
e indiferente a todos es mi rostro.

Así como soy, otros son iguales
sólo al tumulto lo engrosamos
y es nuestra presencia fantasmal
pues unos y otros nos ignoramos.

Así el ego, sin más nos enmascara
y ante el grupo todos en general
uno a uno, somos gente muy rara,
por lo cual se asfixia la existencia
y la atmósfera de todo terrenal
se anula igual que su presencia.

Enviado por: Alexis

Si te gusto este poema compartelo

Poemas que también te gustaría ver:

Comentarios

Escríbenos tus comentarios.